Testimonio de Jose Becerra

El pasado año 2019, fue muy difícil para mí a causa de problemas familiares y laborales, estos me llevaron a caer en una fuerte depresión por el estrés y la ansiedad que venía cargando hasta que un día no aguante más y pedí asistencia a un programa del trabajo. Me mandaron con un psicólogo-psiquiatra el fue muy bueno, pero por la barrera del idioma, los dos nos desesperábamos ya que no nos podíamos comunicar muy bien, por esa razón dejé de asistir a las terapias. Llego navidad y año nuevo, vuelvo a caer en depresión y de repente veo un anuncio en las redes sociales acerca de Silvana Nuñez del Pino, Terapeuta Transpersonal y me llamo la atención por la guía que ofrecía para que podamos dejar las cargas que venimos arrastrando por la vida y sobre todo para encontrarnos a nosotros mismos.

Me puse en contacto con ella la primera semana de enero del año 2020 y me agendó una cita para la siguiente semana, estaba feliz, sin embargo, llegó el día me preparé para ir a mi primera cita y me dio miedo el cambio, también pensé que no me iba ayudar, ya que en otras ocasiones en las que había buscado ayuda no obtuve ningún resultado. Cancele la cita, me disculpé y me tire en mi cama a seguirme teniendo lastima, estaba completamente deprimido. A los pocos días me decidí a agendar una cita total nada perdería, yo iba muy negativo, estaba a la defensiva, lleno de desconfianza, la sesión se llevo a cabo con Silvana, mientras platicábamos yo no podía abrirme, estaba reacio y desconfiado, pensaba que solo me escuchaba, por escuchar, me decía en mi mente, yo solo soy un número más, un cliente mas. A pesar de mi, decidí agendar otra cita, llego la segunda sesión, pero después de ella no avance casi nada, yo decía en mi interior como me puede comprender si no a sentido, ni a vivido todo lo que yo he pasado. Agendé la tercera sesión, poco a poco le fui tomando confianza y la deje hacer su trabajo, para eso continúe asistiendo a cada una de las sesiones.

Silvana es muy profesional, muy dedicada a su trabajo y al compromiso que adquirió conmigo para guiarme, ella me ayudo a abrir mis sentidos y ahora cada vez que me quiere dar un ataque de ansiedad, aplico las enseñanzas y las herramientas que ella me ha ido dando en cada sesión. Deje de tomarme las cosas muy apecho, así se camina más tranquilo y liviano por la vida, ahora puedo disfrutar de una caminata o el de pasar por un río y tirarme a nadar sin importar el que dirán, he aprendido a amarme a mi mismo y a manejar con asertividad mis relaciones. Ahora se quien soy.

Para finalizar, lo único que puedo decir es que si verdaderamente quieren cambiar el estrés, la ansiedad o la depresión por la tranquilidad, dense la oportunidad, no es fácil pero tampoco es imposible, tu eres el único que se limita, cuando la vida tiene mucho para darnos. Yo de mi parte les recomiendo que hagan la prueba, también aprovecho esta oportunidad para decirle a Silvana que le estoy y le estaré siempre muy agradecido por todos sus consejos y enseñanzas, siento que volví a nacer, ahora viajo liviano.

JOSE BECERRA.

Si te gusto comparte y dale me gusta
fb-share-icon

17 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp ¿Dudas? ¡Escríbenos!